penelope-fitzgerald
Escritoras imprescindibles inglesas,  Escritoras imprescindibles siglo XX

▶️Penelope Fitzgerald (1916-2000)

Con una biografía experiencial muy amplia, esta escritora británica se nos presenta en el panorama literario del siglo XX en su segunda mitad. Tras un amplio bagaje profesional periodística, se incorpora a las filas literarias en una segunda etapa vital.

Hasta hace relativamente pocos años, su obra estaba casi inédita en español y era relativamente poco leída en nuestro contexto. En la década de los 2000 su figura sufre un redescubrimiento por parte de traductores, crítica y lectores y, actualmente, contamos con bastantes títulos publicados español.

Una de las editoriales que más se ha implicado en la recuperación de su obra es Impedimenta, que ha publicado ya una gran parte.

Documentalmente hay más estudios técnicos en relación a su obra en habla inglesa[1], pero no son nada despreciables los interesantes e importantes testimonios aportados por Terence Dooley en las ediciones traducidas al español de Impedimenta.

Obra de Penelope Fitzgerald

Publicará obra literaria por primera vez en 1975, una biografía sobre Edward Burne-Jones, pintor prerrafaelita. No publicará su primera novela hasta dos años después, en 1977, The Golden Child, una historia cómica de misterio ambientada en un museo de Antigüedades.

En 1978 publica su novela La Librería, obra con la quedaría finalista en el “Booker Prize”, en el que finalmente se erigió ganadora otra escritora imprescindible, Iris Murdoch, con su obra The sea, the sea. Para un parangón entre ambas escritoras, coetáneas, es interesante el contexto literario que ilustra el artículo de Rodrigo Fresán, comparando la obra de ambas escritoras imprescindibles [2].

Con su siguiente novela, A la deriva (1979) logrará finalmente ganar el “Booker Prize”.

Posteriormente, publicará Human Voices / Voces humanas en 1980 y At Freddie’s (1982).

A la muerte de su marido, casi con 60 años, será cuando comience su carrera literaria como tal. Con anterioridad, su experiencia profesional estuvo enmarcada dentro de la BBC y el periodismo[3]. Gracias a su bagaje como cronista y periodista, sumergirá alguna de las tramas de sus novelas en los contextos históricos de los que fue partícipe como profesional.

En su primera etapa como escritora, Penelope Fitzgerald se basará sobre todo en historias personales para la creación de sus novelas. Tras la publicación de At Freddie’s el rumbo de su narrativa virará hacia otros horizontes, de tiempos y personajes pasados.

Considerada por el propio Terence Dooley, su albacea literario, como una de sus mejores tragicomedias “La posibilidad (y la poca probabilidad) de la felicidad actúa como un tema recurrente en toda su narrativa”[4].

Segunda etapa literaria

Con la publicación de At Freddie’s, Fitzgerald declaró que ya estaba aburrida de escribir sobre su propia vida, y se decantó por una novela integrada en un contexto histórico.

Una constante en su obra literaria, plenamente ya en esta segunda etapa, será la estructura episódica, no lineal, que aplicará a sus novelas.

En muchas de ellas, comienza la narración en un episodio temporal intermedio, dejándonos a medias muchos de los detalles y significados de la propia narración; a veces, incluso, entremezcla algún tipo de pieza independiente al conjunto de la estructura narrativa, a modo de poema en prosa algunas de las veces, como es el caso de varios pasajes de La Flor Azul.

La primera de estas novelas con un diferente enfoque, más histórico, es Inocencia (1986), situada en la Italia de los años 50. En ella narra la historia de amor entre la hija de un aristócrata arruinado y un médico comunista.

En 1988 publicó El inicio de la primavera, que toma plaza en la ciudad de Moscú, en 1913, protagonizada por un pequeño impresor inglés perdido en los albores de la Revolución rusa. Siguieron La puerta de los ángeles (1990).

La Flor Azul

Así, nuestra escritora británica imprescindible, entrelaza un contexto intelectual, planteando diversos temas filosóficos, al mismo tiempo que hilvana la narración con ciertos toques de humor en el terreno de lo cotidiano de la narración.

Publicada en 1995, La Flor Azul es considerada unánimemente por la crítica como su obra maestra, “Se trata del libro de un genio sobre otro genio”, como recalca Terence Dooley en el postfacio a la edición de Impedimenta de 2014.

Centrada y documentada en torno a la vida del poeta alemán Fritz Von Hardenberg, conocido literariamente como Novalis, supondrá la última novela que la escritora inglesa publique.

Penelope Fitzgerald muere en Londres en abril del año 2000.

Adaptaciones cinematográficas: La Librería.

El cine también ha puesto su interés en la obra de la escritora británica del siglo XX.

Es el caso de la adaptación de la directora española Isabel Coixet en 2018. Para acercarnos a esa visión más cinética de la novela Penelope Fitzgerald, su adaptación y sus detalles más técnicos, es interesante el visionado de las dos sesiones coloquio que se organizaron con motivo de su presencia en el Festival Berlinale Co-Production Market de 2018[5].

Otras aproximaciones a nuestra escritora imprescindible

* Hermione Lee, Penelope Fitzgerald: A Life, Ed. Chatto & Windus, 2013. Biografía sobre nuestra escritora imprescindible

* The Letters of Penelope Fitzgerald, editado por Terence Dooley; prefacio de A. S. Byatt, Ed. HarperCollins, 2008


[1] En el año 2017 la British Library adquiere el archivo Penelope Fitzgerald, con un valor académico fundamental para el mayor conocimiento de su obra literaria.

[2]Rodrigo Fresán ,16 de marzo de 2016 en Letras Libres 

[3] Para contextualizar su etapa periodística, dentro de la BBC es interesante este artículo de Manuel Machuca en Estado Crítico de 10/06/19

[4] Comentario de Terence Dooley en el epílogo de la edición de Impedimenta, La inocencia, 2013.

[5] Caso de estudio La librería I y II, Berlinale Co-Production Market. Berlín 2018

Deja tu comentario

avatar
  Subscribir  
Notificar de