Mercè Rodoreda
Escritoras imprescindibles catalanas,  Escritoras imprescindibles españolas,  Escritoras imprescindibles siglo XX

▶️Mercè Rodoreda i Gurguí (1908-1983)

Mercè Rodoreda

Barcelona, 10 de octubre de 1908 – Gerona, 13 de abril de 1983

<<La vida, perquè sigui vida, s’ha de viure a poc a poc.>>

Considerada una de las escritoras catalanas más universales, Merçè Rodoreda es una de tantos otros literatos e intelectuales que florecen el principio del siglo XX español, a la lumbre de la esperanza republicana y de sus ideales de avance social, cultural y político.

Gracias a su entorno familiar, sumergido en la impronta cultural catalana heredera de la Renaixença, su abuelo había sido activo representante del movimiento, junto a su amigo Jacint Verdaguer,Merçè Rodoreda crece entre letras y jardines. Leerá así, desde su más temprana infancia a escritores de la relevancia de Jacint Verdaguer, Ramon Llull, Joan Maragall, Sagarra o Josep Carner, dentro de ese ambiente de amplio sentir catalanista y cultural.

Primeros años de Merçè Rodoreda

Entrada en su juventud, ya en los años 30, comienza a escribir y a centrarse en la creación literaria como medio de emancipación económica y medio de liberación personal. Asistirá a clases con el lingüista Delfín Dalmau[1].

En 1932, se publica la primera novela de Mercè Rodoreda, en la editorial Catalonia, titulada Sóc una dona honrada? Así como algunos cuentos para varios diarios. Esta primera publicación pasará casi desapercibida hasta que opta al Premio Joan Crexells del año 1933.

En esos mismos años, de la mano del ya mencionado lingüista Dalmau, inicia su producción periodística, interviniendo con varios artículos en revistas como Clarisme y entra a formar parte de la Asociación de la Prensa de Barcelona.

Sus cuentos se van publicando entre los años 1935 y 1939 de manera continuada, pese al estallido de la contienda civil. Es en este momento cuando nuestra escritora imprescindible más se implica en la causa catalanista del momento, como resistencia al régimen en ciernes.

Se codeará, en este contexto, con otras autoras catalanas del momento: Aurora Bertrana, otra de nuestras escritoras imprescindibles, María Teresa Vernet, , Susina Amat, Julieta Franquesa, Anna Murià y Carme Manrubia.

En esta etapa inicial de sus escritos, también destacará con sus novelas, calificadas tradicionalmente como realistas en un primer análisis, pero que cuentan con un aporte de elementos simbólicos, oníricos, incluso de pesadilla, que nos trasladan a lo incierto y al campo de la inquietud… que, por otra parte, nos completan la visión realista de sus novelas.

Guerra Civil. Exilio: Francia y Ginebra

En 1939 sale hacia el exilio, a Francia en un primer momento y posteriormente a la ciudad de Ginebra. Saldrá de España a lomos de un bibliobús, haciendo varias paradas en el país galo. Allí, entablará relación con el que será su segundo marido, el escritor conocido como Armand Obiols.

Merçè Rodoreda tomará el exilio como una pequeña etapa, pese a que no volverá a España hasta el año 1972, cuando retorne finalmente a Cataluña. Entre medias, sufrirá de nuevo el estallido de otro de los grandes conflictos del siglo XX, la II Guerra Mundial. Debido a esto, tras un periplo por diferentes ciudades francesas, acabará recalando en la ciudad de Ginebra.

A lo largo de todo este periodo de los años 40 se dedicará a labores de costura para subsistir económicamente. Será ya hacia 1947 cuando pueda dedicarse a publicar en el ámbito periodístico de nuevo, colaborando en Revista de Catalunya; a partir de entonces, volverá a publicar algunas obras en Chile y México, aunque a pequeña escala.

En 1954 se traslada a Ginebra. En estos años 50 continúa publicando varios de sus cuentos, ya publicados en México algunos de ellos y otros inéditos; entablará relaciones literarias con otros escritores en el exilio, como Eugeni Xammar, Julio Cortázar o Jorge Semprún.

Las influencias en su obra tras la II Guerra Mundial son diversas; en su etapa de exilio en Francia podemos señalar la de autoras como Dorothy Parker o Katherine Mansfield.

La oralidad y el intimismo de los personajes femeninos marcan también esta etapa de cuentos y artículos.

En esta segunda época de su producción se centrará en la vertiente cuentística, al contrario que en su etapa literaria inicial en la que desarrollará su trabajo sobre todo en el campo de la novela. Como estamos viendo, nuestra escritora imprescindible va huyendo de las referencias personales en su obra y desdibuja también los referentes espaciales y temporales concretos (col. De cuentos Viajes y Flores 1980)[2]

Rodoreda aborda La mort i la primavera tras haber presentado, sin éxito, La plaça del Diamant al premio Sant Jordi de 1960. Al año siguiente hará lo propio con La mort… Tampoco ganará.

Los temas del Amor, la Muerte y el Tiempo son temas recurrentes en la obra de esta escritora catalana del siglo XX. Los manejará, éstos, como elementos casi imposibles y efímeros, que culminarán muchas de las veces en la decepción. Al mismo tiempo, entremezclará la ternura, también a través de los personajes masculinos de sus cuentos. En su texto Amor, por ejemplo,presenta como protagonista de su cuento a un hombre mayor, que será el que nos haga ver el universo sentimental que la escritora catalana nos presenta.

Escritora Catalana Universal

Tan universal es, nuestra escritora imprescindible, que su obra será traducida a muchísimos idiomas e incluso será adaptaba al medio cinematográfico y televisivo.

Merçé Rodoreda mantendrá una constante relación con el ámbito del Arte, concretamente de la pintura. Su obra literaria, desde un principio, vislumbrará las influencias de los movimientos simbolistas y surrealistas a nivel estilístico. A través de los elementos oníricos que refleja en sus textos, a veces a través del espejo, nos mostrará el mundo con pequeños detalles narrativos.

Esta escritora catalana del siglo XX posee un registro literario muy diverso, heterogéneo, a lo largo de toda su producción.

También el cine tendrá su presencia, palpable, en algunas de las inquietudes reflejadas en la obra de la escritora catalana. La presencia del imaginario de las realizaciones de Alfred Hitchcock, por ejemplo, como las de Rebeca o Los Pájaros, se entrelazan a su vez con una visión pseudo-kafkiana de lo onírico y lo inquietante. No podemos olvidar que Rodoreda es una escritora que se empapa, en su exilio, de las obras de escritores internacionales como Proust, Dostoievski, Carver, Poe, Virginia Woolf o el propio Kafka.

Según la escritora y traductora Clara Janés, son “La belleza y la dureza —las dos caras de la invulnerabilidad de la inteligencia de Rodoreda”[3]

En este sentido, hay que mencionar también que se adaptarán algunas de sus obras a la pequeña y gran pantalla, donde ella misma intervendrá de manera directa, como en el caso de su La plaça del Diamant (1962).

Entre sus obras consideradas maestras está una de las últimas que escribe, La muerte y la primavera, obra que no está considerada como finalizada por algunos de los expertos en su obra. El único escrito considerado acabado de esta novela fue el primero, que presenta la autora catalana para el premio Sant Jordi[4] en 1961. Esta versión la reescribirá, la ampliará y desarrollará de diversas maneras.

En 1966 publica El carrer de les Camèlies con laque recibirá el Premio Sant Jordi, sin ella haber presentado el texto personalmente. La dirección del premio decidió galardonar esta obra. Con esta misma novela recibirá asimismo el Premio Crítica Serra d’Or de Literatura y Ensayo en 1967 y el Premio Ramon Llull de novela en 1969

Regreso del exilio: vuelta a Cataluña

En 1972 regresa de su exilio a Cataluñajunto con otras dos compañeras exiliadas, Carme Manrubia y Susina Amat. Establecerá entonces su residencia en Romanya de la Selva, donde completará otra de sus más relevantes obras: Mirall trencat, publicada en 1974.

En esta última etapa de su vida, continuará desarrollando su producción literaria. Se dedicará a escribir algunos artículos de corte biográfico, así como generará otra de sus obras emblemáticas: La mort i la primavera.

Merçè Rodorreda fallecerá en 1983, en Gerona.

Algunas ediciones de la obra de Merçè Rodoreda

La mort i la primavera (El Club dels Novel·listes) de Mercè Rodoreda, Núria Folch, et ál. | 15 noviembre 2017

La muerte y la primavera. Traducción del catalán y posfacio por Eduardo Jordá. Barcelona: Club Editor, 2017. ISBN: 978-84-7329-223-8. 349 p.

Viatges i flors, (Col. Educació 62) , 2011.

La meva Cristina i altres contes (Col. Educació 62). 2010

La Señora Florentina y su amor Homero; El Maniquí. Edición de M. Carme Alern Viloca. Madrid: Asociación de Directores de Escena de España, 2006. (Literatura dramàtica ; 47)

Imatges d’infantesa. En: «La vida escrita por las mujeres». Volum IV: Lo mío es escribir: siglo XX / Bajo la dirección de Anna Caballé. Barcelona: Círculo de Lectores, 2003. p. 82-88

La mort i la primavera, Barcelona, Ed. Carme Arnau, Fundació Mercè Rodoreda, Institut d’Estudis Catalans, 1997

10 relatos fantásticos. Barcelona: Plaza & Janés, 1995. (Diez relatos). Inclou: Parecía de seda.

Veintidós cuentos. Traducción de Anna Maria Moix. Madrid: Mondadori, 1988.

La muerte y la primavera. Traducción del catalán por Enrique Sordo. Barcelona: Seix Barral, 1986. (Biblioteca breve)

Aloma. Traducción de Alfons Sureda Carrión. Madrid: Alianza, 1982. (Alianza tres, 100)

La Plaza del Diamante. Edición ilustrada. Traducción de Secundí Suñé, Joaquim Dols. Barcelona: HMB, 1982.

Viajes y flores. Traducción de Clara Janés. Barcelona: Edhasa, 1981. (Ficciones)

La plaza del Diamante (1962), por Carme Arnau

Fundación Merçè Rodoreda

Bibliografía de traducciones de su obra a idioma español

Rutas literarias

Estudios sobre su biografía y obra

Laura Veglia, Huellas de autobiografía en las novelas de Mercè Rodoreda en Revista internacional de culturas y literaturas, ISSN-e 1885-3625, Nº. 1, 2013 (Ejemplar dedicado a: AUSENCIAS. Escritoras en los márgenes de la cultura), págs. 103-107.)

Carme Arnau. Mercè Rodoreda un viatge entre paraules i flors. Girona, Fundació Caixa de Girona, 1999.

Canal Uned

Revista de filología (1998/1999): La obra de Mercé Rodoreda.


[1] Pedagogo y lingüista (Gerona, 1891 – Barcelona, 1965), destaco por su intervención en diversos medios periodísticos literarios del momento, así como dedicó especial interés en el desarrollo del Esperanto.

[2] Ciclo Literaturas en Contacto, a cargo de la profesora Julia Butiñá Jiménez profesora del Departamento de Filología Catalana Facultad de Filología, UNED. Colabora Fina Llorca Antolín Profesora Colaboradora de las Aulas de Catalán (UNED). El exilio de Mercè Rodoreda: Cuentos entre camisones.

[3]CLARA JANÉS, La dura belleza. En torno a la obra de Mercè Rodoreda en Tintas. Quaderni di letterature iberiche e iberoamericane, 1 (2011), pp. 255-260. issn: 2240-5437

[4][4] En 1997, Carme Arnau lanzará una edición crítica de la obra.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribir  
Notificar de