Christine de Pizán
Escritoras imprescindibles francesas,  Escritoras imprescindibles siglo XIV,  Escritoras imprescindibles siglo XV

▶️Christine de Pizan, la primera escritora profesional de la Historia

Venecia 1364- Seine-et-Oise 1430.

Considerada la primera escritora profesional de la historia, además de historiadora, Christine de Pizán nace en Venecia en 1364.

Desarrollará su carrera como escritora en el ámbito francés eminentemente; a muy temprana edad su padre, Tomasso de Pizano, astrólogo y médico de la Corte en la ciudad de Venecia que será invitado por el rey Carlos V de Francia a instalarse en su corte.

El contexto inicial de nuestra escritora francesa imprescindible se polariza entre la formación intelectual y académica que recibe gracias a su padre y la vertiente educativa más tradicional adoptada por su madre. Ésta abogará por una educación doméstica y acorde con el imaginario cortés de la época, donde la figura de la mujer no iba más allá de los bordados y la buena compañía.

El rey francés pondrá a disposición de la familia de Pizán una casa cerca del palacio de Saint- PoI, una de las tres residencias reales con que contaba la Casa de Valois en París.

De esta manera, disfrutará del acceso a múltiples textos gracias al archivo del propio rey Carlos V. Influida por un entorno erudito, plural en cuanto a sus fuentes, nuestra escritora imprescindible decidirá dedicarse profesionalmente a la escritura.

Comienzos de su carrera profesional

Será una de las primeras escritoras de la historia que tendrá una carrera profesional literaria, intelectual, gracias a la cual mantendrá a su familia económicamente. Tras la temprana pérdida de su marido, de su padre y uno de sus hijos, también ante las dificultades económicas por las que pasa, la literatura será su modo de vida y sustento. Gozará de prestigio y respecto profesional en torno a su producción literaria.

La propia corte francesa contará con ella para la elaboración de sus dos obras iniciales: la Biografía de Carlos V de Francia y Le livre des faits et bons moeurs du sage roi Charles V, ambas en 1404.

Serán sus primeras obras por encargo, bajo el mecenazgo de Felipe II de Borgoña, con las que obtendrá remuneración económica.

La Querella de las mujeres. “Protofeminismo”

En relación a la Querelle es interesante mencionar el estudio de María-Milagros Rivera Garretas [1]. En él podemos adentrarnos en lo que supuso a finales de la Edad Media, en cuanto al papel de la mujer y la vindicación de una naturaleza igualitaria entre hombres y mujeres, tanto a nivel intelectual como físico.

Este debate se extendió a lo largo del ámbito filosófico, político y literario en Europa, comenzando en la Edad Media y llegando al contexto de la Revolución Francesa, ya en el siglo XVIII.

Este debate se entable en torno a dos movimientos principalmente:

Por un lado, el Frauenfrare, la «cuestión de mujeres», en un contexto social. Se trató de un movimiento considerado inconexo, en el que las mujeres se desligaban en cierta manera del orden establecido, en una voluntad de crear espacios propios (de “libertad”).

En lo académico, por otro lado,  pivotará en las universidades europeas en torno a lo que Aristóteles denomino “polaridad entre los sexos”, una teoría muy afianzada a mediados del S. XIII. Frente a ésta, abiertamente hostil ante la figura de la mujer, Christine de Pizán esgrimirá muchas de sus lecturas y reflexiones intelectuales.

Ya en el siglo XII podemos rastrear una teoría que confrontará la de Aristóteles, de la mano de otras mujeres, otras escritoras, como Herralda de Hohenbourg e Hildegarda de Bingen: «complementaridad entre los sexos» y que decía que los hombres y las mujeres son significativamente diferentes, pero son iguales (en valor)[2].

En 1400 Christine de Pizán aportará su luz a este debate europeo. Será la primera pensadora, la primera escritora, que aporte lo que llamamos actualmente “contenidos feministas”.

Para hacernos una idea de la proyección intelectual de Christine de Pizán, y de sus textos, podemos leer a otra escritora imprescindible: Louise de Keralio.

En el siglo XVIII, esta otra escritora, hará una relectura de la biografía del rey Carlos V de Francia que Christine escribe en 1405 [3]. Keralio la incluirá dentro un compendio literario de los textos de escritoras francesas más relevantes hasta ese momento.

Con la Revolución Francesa irá tomando mayor espacio de debate y pensamiento los movimientos de masas, relegando la cuestión “feminista” y la Querelle.

Ya en el siglo XX Simone de Beauvoir escribirá en 1949, en su texto El segundo sexo, que en el L’Épistre au Dieu d’amours era «la primera vez que vemos a una mujer tomar su pluma en defensa de su sexo»[4], haciendo de Pizan quizá la primera feminista de Occidente, o una protofeminista, como algunos estudiosos prefieren llamarla.

Obras de Christine de Pizán

A propósito de una de la obras cumbre del momento en Europa, el Roman de la Rose, Christine de Pizán escribirá varias obras en prosa defendiendo a las mujeres frente a la visión que de ella hace el autor, Jean de Meung:

En 1399, Epístola al Dios de Amores (L’Épistre au Dieu d’amours).

Dicho de la Rosa (Dit de la Rose) en 1402.

En 1405 escribirá su autobiografía, La visión de Christine (L’Avision de Christine), donde “ajustará” cuentas dialécticas con sus detractores, que los hubo, coetáneos. Este texto tendrá continuidad de discurso en su siguiente obra de ese mismo año: La ciudad de las damas (Le Livre de la cité des dames).

Ese mismo año de 1405, prolífico y heterogéneo, también publicará un texto de carácter político: Epístola a la reina Isabel (Epistre à Isabelle de Bavière).

La Ciudad de las Damas y la ciudad perfecta.

Al igual que el resto de su obra, esta obra gozará de gran interés hasta mediados del S. XVI, periodo durante el cual el concepto de Ciudad, tanto urbanístico como alegórico está a la orden del día en el debate filosófico, arquitectónico y social europeo[5].

En esta obra se conjugan dos vertientes claramente: un alegato a favor de las mujeres y en contra de la misoginia imperante, por un lado; y la vindicación de la capacidad creadora de la mujer, en el ámbito intelectual, filosófico y artístico

Buen ejemplo de ello, además del propio texto, son las miniaturas con las que cuenta esta obra increíble.

 Se rescatará en el siglo XVIII como objeto de estudio, una vez más, por su relevancia y aportaciones.

A modo de parangón con el mundo literario femenino hispánico de la época, nos parece interesante reseñar este artículo de Esther Alegre Carvajal [6]: “Dos visiones sobre la mujer, dos ideologías sobre la ciudad. Cristine de Pizan y Teresa de Jesús: de la Ciudad de las Damas al Castillo Interior”.

Final de su carrera

En 1418, debido al estallido de la Guerra de los 100 años, esta escritora francesa imprescindible se traslada a vivir a un convento, afectada por la violencia del conflicto.

En 1429 dedicará un poema a la figura de Juana de Arco, Canción en honor de Juana de Arco (Ditie de Jehanne dArc, contemporánea suya. En este texto, Christine pondrá en valorla vindicación de la defensa de las mujeres en cuanto a su propio sexo.

A los 65 años, decidió poner fin a su carrera literaria. Christine de Pizan murió en 1430.

Más referencias interesantes sobre Christine de Pizán.

WALKER VADILLO, Mónica (2013): «Christine de Pizan», Base de datos digital de Iconografía Medieval. Universidad Complutense de Madrid.

(Incluye una bibliografía muy completa al final de artículo)

Simone Roux, Christine de Pizan: Mujer inteligente, dama de corazón. Traducción de Antoni Domènech, Ed. Publicacions Universidad De València, 2009.

VVAA, Pecar en la Edad Media, Coords. Ana Isabel Carrasco Manchao, María del Pilar Rábade Obradó. Ed. Sílex

Regine Pernoud, Cristina de Pizán, Editorial Olañeta, 2000.

Traducciones al español de su obra

El camino del largo estudio de Christine de Pizan. Introducción y Traducción: María Vicenta Hernández Álvarez. 2017, Sevilla ArCiBel Editores. [Traducción al castellano de la obra de Christine de Pizan, Le Chemin de longue étude,. Estudio del contexto, el contenido, la estructura y el estilo.]

La ciudad de las damas. Traducción del francés de Marie-José Lemarchand. Madrid, Ediciones Siruela, 1995 (Biblioteca Medieval, VII)

La rosa y el príncipe: voz poética y voz política en las epístolas. Editorial Gredos. 2005

Artículos y Reseñas con bibliografía crítica:

López, Beatriz (2004), «Cristina de Pizán. La ciudad de las damas«, Lletra de Dona in Centre Dona i Literatura, Barcelona, Centre Dona i Literatura / Universitat de Barcelona.

AA.VV. (1992),A Selective Bibliography of Christine de Pizan Scholarship, circa 1980-1987, University of Georgia Press, 1992.

Dulac, Liliane (1978), «Un mythe didactique chez Christine de Pizan, Sémiramis ou la Veuve héroïque», Mélanges offerts à Charles Campoux, I, Montpellier: 315-343.

Ibeas, Mª Nieves (1990), «Christine de Pizan: una actitud crítica frente a las lecturas misóginas de la época», Estudios históricos y literarios sobre la mujer medieval, Mª Nieves Ibeas et al., Málaga, Diputación: 71-94.

Kennedy, Angus J. (1984), Christine de Pizan: A bibliographical Guide, Londres, Grant and Cutler.

Oteri Vidal, Mercè (1997), «Christine de Pizan y Marie de Gournay. Las mujeres excelentes y la excelencia de las mujeres», Mujeres en la historia del pensamiento, Rosa Mª Rodríguez Magda (ed.), Barcelona, Anthropos: 77-93

Alicia Sala Villaverde, Cristina de Pizan, una innovadora en el mundo medieval, Tesis doctoral dirigida por Dr. D. F. Javier Vergara Ciordia, UNED 2015


[1] MARÍA-MILAGROS RIVERA GARRETAS, “La querella de las mujeres: una interpretación desde la diferencia sexual” en Política y Cultura, núm. 6, primavera, 1996, pp. 25-39Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco Distrito Federal, México

[2] Ibídem, p.28. A su vez, Rivera Garretas, cita un estudio de Prudence Alien en relación al fenómeno de la contraposición a Aristóteles en su teoría.

[3] Maria Giuseppina Muzzarelli, “Louise de Keralio reads the biography of Charles V written by Christine de Pizan: a comparison of two female intellectuals who lived four centuries apart” en Imago Temporis. Medium Aevum, V (2011): 101-115.

[4] Simone de Beauvoir, El segundo sexo, Cátedra, 2017

[5] Etelvina Fernández González, “El conocimiento del pasado a través del Libro de la Ciudad de las Damas de Christine de Pizan” en    Vol. 19 (2007) Anuario del Departamento de Historia y Teoría del Arte  pp.35-49

[6] https://www.ehumanista.ucsb.edu/sites/secure.lsit.ucsb.edu.span.d7_eh/files/sitefiles/ehumanista/volume33/5%20ehum33.alegre.pdf

Deja tu comentario

avatar
  Subscribir  
Notificar de